CRÉDITO

¿Qué es un crédito hipotecario?

 

Es un préstamo a mediano o largo plazo que se otorga para la compra, ampliación, reparación o construcción de una vivienda, compra de sitios, oficinas o locales comerciales, o para fines generales, es decir, los proyectos que el cliente que recibe el préstamo desee llevar a cabo. La propiedad adquirida queda en garantía o "hipotecada" a favor del Banco para asegurar el cumplimiento del crédito. Los plazos a los cuales se otorgan estos créditos son de varios años, lo cual debe ser informado dentro de las características del crédito, debido a que hacen variar los costos y tasas de interés.

 

¿Cuáles son los requisitos?

 

• Buenos antecedentes comerciales.

• Un endeudamiento razonable de acuerdo a sus ingresos y estado de situación.

• Si es empleado con sueldo fijo debe presentar a la institución financiera las últimas 3 liquidaciones de sueldo, certificado de AFP y fotocopia de cédula de identidad.

• Si es empleado con sueldo variable, debe presentar las últimas 6 liquidaciones de sueldo, certificado de AFP, de renta, antigüedad y fotocopia de cédula de identidad.

• Si es profesional independiente, debe presentar a la institución financiera los últimos 6 meses de boletas honorario emitidas, declaración de renta de los últimos 3 años y fotocopia de la cédula de identidad.

• Si es industrial, comerciante o socio de empresa, debe presentar a la institución financiera los últimos 6 meses de pago de IVA, declaración del Impuesto Anual a la Renta de los 3 últimos años, los últimos 3 balances tributarios y el certificado del contador con los retiros efectuados.

 

¿Qué tipos de crédito existen?

 

Los tipos de instrumento más utilizados para los créditos hipotecarios son las Letras de Crédito o Hipotecarias y los Mutuos Hipotecarios.

 

• Crédito Hipotecario con Letras de Crédito: Se financia con un instrumento que emite el banco, llamado "letras hipotecarias". Éstas pueden ser transadas por el banco en la Bolsa de Valores o ser adquiridas por éste o un tercero, obteniéndose así los recursos que financian el crédito otorgado al deudor. El precio que se obtiene por la venta de estas letras varía de acuerdo a las condiciones del mercado, por lo que puede generarse una diferencia positiva o negativa entre el valor de la letra ("valor par") y el precio al que ésta se transa. En la escritura debe precisarse la parte contratante que se hará cargo o se beneficiará de esta diferencia. En caso que resulte ser el deudor, éste deberá pagar la diferencia negativa que eventualmente se produzca.

 

• Mutuo Hipotecario Endosable: En este caso el Banco financia el préstamo con recursos propios. El solicitante del crédito recibe el monto aprobado y no se genera una diferencia como puede ocurrir en los créditos otorgados con letras hipotecarias. Este tipo de crédito puede ser transferido por parte del banco mediante endoso, el que queda registrado en la escritura pública respectiva. Sin perjuicio de lo anterior, la administración del crédito queda radicada en el banco, por lo que, el canal de comunicación del deudor para todos los efectos sigue siendo éste.

 

•Mutuo Hipotecario No Endosable: En este caso el Banco también financia el préstamo con recursos propios, pero a diferencia del anterior no puede ser transferido mediante endoso. Su regulación queda circunscrita a lo que se pacte en el respectivo contrato y a la Ley 18.010 sobre Operaciones de crédito de dinero y la Ley General de Bancos.

 

¿Qué son los gastos operacionales y qué incluyen?

 

Al contratar un crédito hipotecario debemos considerar que el tipo de préstamo tiene una serie de gastos adicionales asociados, llamados gastos operacionales, pagados a la institución financiera para que este se materialice.

Los gastos operacionales asociados a un crédito hipotecario se dividen en:

 

1. Tasación

2. Estudio de Títulos

3. Borrador de Escritura

4. Notaría

5. Impuesto al mutuo

6. Conservador de Bienes Raíces

 

Tajamar 183, of. 602, Las Condes - Fono: (2) 2753 2900 - info@prohabit.cl